Horóscopo Maya 2010 | Lagarto | Kibray

El hijo del signo del Lagarto es inquieto e hiperactivo, no se puede someter a la monotonía y constantemente demanda cambios personales, laborales y demás, por eso a los del Lagarto los veremos cambiando cada tanto de trabajo, buscando nuevos horizontes, planteándose cosas y dejando hervir su talento y su inteligencia.  Son reservados porque algunas partes de su persona y sus secretos no los comparten con nadie, ni siquiera con quien aman. Son ahorrativos y saben llevar la economía del hogar muy bien.

En el trabajo cuesta que el resto vaya al paso del Lagarto, él quiere siempre más y anhela más tiempo para lograr tantas cosas que se le ocurren.  Tiene tiempo para todo y distribuye el mismo ventajosamente, no deja nunca que las faenas interfieran con sus agradables pasatiempos como la lectura, y por ello gustan de alejarse para su disfrute. Para los lagarto no cuenta nadie cuando es hora de disfrutar lo que le gusta, así que necesitan espacio para ello.

Amorosos cuando encuentran la persona ideal, gustan sin embargo de llevar la relación sin contratiempos y calladamente, no son de los que gritan su amor a los cuatro vientos y se decantan por la atención del resto, ellos aman y lo hacen calladamente.  Hace buenas amistades con todos, pero los del Escorpión suelen convertirse en sus mejores amigos.  Se enamorará locamente de alguien del signo del Zorro.  El 2010 viene tranquilo para Lagarto que aún así deberá controlar ese excesivo gusto por trabajar demasiado.

Escrito por Sunday | 31 de marzo de 2010 | 0 comentarios
Lagarto y Maya.